infraestructura

DestacadosTendencias Educación Moderna

¿Cómo debe ser la arquitectura e infraestructura de un colegio moderno?

gimnasio los caobos

¿Cómo debería ser la arquitectura e infraestructura de un colegio moderno?

Todos conocemos cómo son las instalaciones de un colegio tradicional. Largos corredores, salones cerrados con puerta, no muchas ventanas para que los niños no se distraigan, pupitres en fila, tablero al frente, etc. Es lo que conocemos y sorprendentemente, lo que ha venido utilizando la sociedad occidental desde hace más de 100 años.

Aunque los avances tecnológicos del mundo han cambiado todo, desde los teléfonos, los carros, los electrodomésticos, la forma en que nos comunicamos y en que trabajamos, aún no han logrado cambiar la forma en la que educamos a nuestros niños. Y no solo cómo ellos aprenden, sino cómo son las instalaciones, que por más que sean modernas, recién diseñadas y construidas, continúan encerrando a los niños en un salón, donde un profesor llena tableros y tableros de información que a nadie le interesa ni aprende.

Por supuesto hay excepciones y en Colombia, el Gimnasio Los Caobos que es pionero en los cambios que pide el Siglo XXI, está cambiando sus instalaciones hacia una arquitectura de vanguardia con la asesoría del arquitecto estadounidense Frank Locker.

 

Y ¿quién es Frank Locker?

Frank Locker PhD es arquitecto de la Universidad de Oregon y tiene un Doctorado en Arquitectura de la Universidad de Edimburgo. Fue premiado como planificador del año por el Council of Educational Facilities Planners International. El trabajo de Locker se centra en el aprendizaje del siglo XXI, la transformación de la educación y la creación de diseños escolares innovadores.

Su trabajo se enfoca en la investigación del aprendizaje efectivo y está basado en posicionar a las escuelas para el futuro a largo plazo a través de la visión, planificación maestra, desarrollo de programas educativos, definición de especificaciones educativas y diseño de conceptos colaborativos. Frank Locker es profesor del curso de planificación educativa en la Escuela de Posgrado de Diseño de la Universidad de Harvard y escribe una columna mensual para SchoolFacilities.com.

Frank Locker trabaja en el diseño de las nuevas escuelas con un grupo de maestros y administradores que participan en el proceso de crear la visión educativa, que es una parte a menudo olvidada pero importante del proceso de planificación a largo plazo para las escuelas. En general, implica una discusión guiada durante un período de varios días para evaluar hacia dónde se debe dirigir la educación. El proceso a menudo inspira nuevas ideas y genera apoyo de los maestros para empezar a utilizar prácticas alternativas en la enseñanza.

La visión es particularmente útil antes de construir o renovar una instalación y se debe usar este proceso para desarrollar conceptos de instalaciones escolares nuevas, reconstruidas o remodeladas que fomenten y anticipen el cambio educativo, y sean lo suficientemente flexibles para facilitarlo.


¿Cómo es un colegio adaptado para la educación del Siglo XXI?

Para entender mejor los nuevos conceptos de diseño de espacios para la educación del Siglo XXI, haremos una comparación con las instalaciones de un colegio tradicional.

Entre muchos, estos son solo algunos conceptos generales:

Colegio Tradicional

Colegio Siglo XXI

Espacios y muebles inapropiados para métodos educativos actuales. Espacios y muebles flexibles para adaptarse a tendencias educativas futuras.
Espacios rígidos, sin posibilidad de ser cambiados. Espacios flexibles que se pueden cambiar con un mínimo esfuerzo.
Circulación concebida en términos de mínima cantidad de personas en movimiento: corredores solamente. Espacio central de reuniones, espacio de pasar el tiempo y espacio de trabajo centrado en el estudiante.
No cuenta con espacios para uso de la comunidad. Espacios flexibles que pueden ser utilizados por la comunidad.
Sin ventanas hacia los corredores. Abundantes ventanas que conectan todos los espacios, incluyendo salón de profesores y administración.
Edificio concebido como un corredor con salones sin conexión entre si. Edificio concebido como suites con varios espacios de aprendizaje de uso flexible.
No hay espacios para educación técnica ni aprendizaje de labores manuales. Salones de educación técnica integrados al currículo.
No se diseña con visión de sostenibilidad. Diseño sostenible y verde con mínimo impacto al medio ambiente.
Salón de computadores utilizado solo para esto. 1 computador para cada 10 estudiantes. Computadores y laptops utilizados en todos los espacios. 1 computador por estudiante.
Salones de clase independientes sin puertas o ventanas para conectarse entre si. Suites conformadas por varios espacios flexibles para diversos usos.
No se intenta hacer que el aprendizaje sea visible. Aprendizaje altamente visible a través de transparencias, pantallas y actividades.
Casi cero usos de tecnología. Los celulares están prohibidos. Tecnología integrada. Los estudiantes utilizan portátiles, celulares, tabletas y Kindle.
Pupitres en fila utilizados para clases tradicionales. Los estudiantes trabajan en su espacio personal.
Clases de 45 a 60 minutos, No hay horario fijo. Este es establecido por los profesores y los estudiantes.

Con esta nueva visión, de espacios abiertos y flexibles para una nueva forma de aprender, en el Gimnasio Los Caobos estamos rediseñando nuestras instalaciones. En el colegio actualmente creemos que el salón de clase no es el único lugar de aprendizaje y que hay un mundo más allá de las paredes. Por eso estamos tumbando muros y poniendo más ventanas.