Destacados

¿Cómo Desarrollar el Pensamiento Crítico en los Niños?

boy-2715279_1280

Todos pensamos; está nuestra naturaleza hacerlo. Pero gran parte de nuestro pensamiento, si no lo controlamos, es parcial, distorsionado, sesgado, desinformado o con prejuicios. Además, la calidad de nuestras vidas y de lo que producimos, hacemos o construimos depende precisamente de la calidad de nuestro pensamiento. Pensar mal es costoso, tanto en dinero como en calidad de vida.

El pensamiento crítico es la capacidad de analizar información para establecer su veracidad o verdad. Hoy en día, hay más información disponible de la que podríamos necesitar. El problema es que no toda esa información es precisa y puede ser muy fácil dejarse convencer por algo que no es real. Los niños, en especial, pueden creer todo lo que ven en la TV o lo que les dicen sus amiguitos.

Pensar críticamente sobre un problema significa tener una mente abierta y considerar formas alternativas de buscar soluciones. A medida que los niños crecen y se convierten en preadolescentes y adolescentes, sus habilidades de pensamiento crítico los ayudarán a emitir juicios independientemente de sus padres o de otras personas.

De acuerdo con  Marilyn Price-Mitchell, Ph.D., psicóloga del desarrollo, investigadora, miembro del Instituto de Innovación Social de Fielding Graduate University y autora de Tomorrow’s Change Makers, para desarrollar el pensamiento crítico, los niños deben creer que pensar es divertido y querer ser buenos en eso. Los buenos pensadores practican pensar, igual que los buenos deportistas practican baloncesto o fútbol.

Price-Mitchel nos enseña 5 formas para enseñarle a los niños a pensar críticamente:

  • Invítelo a SER CLARO pidiendo explicaciones y ejemplos cuando no entiende algo. Deje que el niño sepa que está bien confundirse y que puede hacer preguntas.
  • Inste al niño a SER EXACTO, para verificar si algo es cierto al investigar los hechos.
  • Anímelo a SER PERTINENTE hablando de otros temas que se refieran al problema en cuestión. Ayúdelo a mantenerse enfocado vinculando información relacionada y significativa con la pregunta que intenta responder o el tema sobre el que está aprendiendo.
  • Apoye su capacidad de SER LÓGICO. Ayúdele a ver cómo encajan las cosas. Pregunte cómo llegó a sus conclusiones y si sus suposiciones son correctas.
  • Establezca expectativas de que su hijo SEA JUSTO. Promueva la empatía en sus procesos de pensamiento. Asegúrese de que tenga en cuenta a los demás cuando saque sus conclusiones.

La Fundación para el Pensamiento Crítico nos da una breve definición: El pensamiento crítico es el arte de analizar y evaluar el pensamiento con miras a mejorarlo. También describe cómo es un buen pensador crítico:

  • Plantea preguntas y problemas vitales, formulándolos con claridad y precisión;
  • Reúne y evalúa información relevante, usando ideas abstractas para interpretarlas de manera efectiva.
  • Llega a conclusiones y soluciones bien razonadas, probándolas con criterios y estándares relevantes.
  • Piensa abiertamente dentro de sistemas de pensamiento alternativos, reconociendo y evaluando, según sea necesario, sus suposiciones, implicaciones y consecuencias prácticas.
  • Se comunica eficazmente con otros para encontrar soluciones a problemas complejos.

El pensamiento crítico es, en resumen, auto-dirigido, auto-disciplinado, auto-controlado y auto-correctivo. El pensamiento crítico es ese modo de pensar sobre cualquier tema, contenido o problema, en el cual el pensador mejora la calidad de su pensamiento al analizarlo, evaluarlo y reconstruirlo hábilmente.

Aprendiendo a pensar en forma crítica podremos evitar vivir la vida de una manera automatizada, haciendo las cosas sin analizarlas. Podremos tomar las riendas de nuestra propia vida y desarrollar las habilidades y conocimientos que nos propongamos. El pensamiento crítico nos dará muchas oportunidades para hacer nuestras vidas y las de otros más completas, más felices y más productivas. Como siempre, nuestro ejemplo, es lo que nuestros hijos aprenderán y aplicarán en sus propias vidas.

Fuentes:

http://www.criticalthinking.org/pages/critical-thinking-where-to-begin/796

https://www.rootsofaction.com/critical-thinking-ways-to-improve-your-childs-mind-this-summer/

Revolución Educativa
Deja un comentario