Destacados

Destacados

Desarrolla el espíritu emprendedor en tus hijos

Espíritu Emprendedor

Los milenials son percibidos como emprendedores. Aparentemente todos quieren tener sus propias empresas y no son muy amigos de tener jefes ni horarios de trabajo. Hoy en día con los avances tecnológicos se conocen muchísimos casos de emprendedores exitosos que iniciaron sus empresas en el garaje de su casa a muy temprana edad. Personas como Steve Jobs, Bill Gates y otros, son el modelo clásico del espíritu emprendedor que todos los jóvenes quieren seguir. Pero, ¿qué tan fácil es iniciar un emprendimiento y qué herramientas se necesitan para hacerlo?

De acuerdo con Nellie Akalp, emprendedora, propietaria de varias empresas y consultora en temas de emprendimiento, en su artículo 5 Ways to Encourage Kids to be Entrepreneurs (5 Formas de Motivar a los niños a ser Emprendedores), nos da las recomendaciones básicas para formar emprendedores, teniendo en cuenta que los jóvenes deben seguir su pasión y encontrar una carrera o un propósito que los satisfaga.

Akalp nos recomienda varias cosas que los padres podemos hacer para motivar a nuestros hijos a ser emprendedores:

  1. Proporciónales el ejemplo de un emprendedor

Cuando los niños conocen a una persona cercana que tiene su propio negocio, se darán cuenta de que es posible lograrlo y eso les puede encender la llama del espíritu emprendedor. Una encuesta encontró que los jóvenes que conocen personalmente a un emprendedor mostraron mayor interés en comenzar su propio negocio. Si no eres emprendedor, no te preocupes. Piensa en alguien cercano que pueda ser “mentor emprendedor”, como un tío, tía, amigo cercano o vecino que tenga su propio negocio. El objetivo es hacer que el emprendimiento sea una realidad tangible, en lugar de una fantasía.

  1. Está bien fallar

Como adultos, normalmente comprendemos que el fracaso es una parte natural de la vida. Siempre enfrentaremos algunos obstáculos en el camino hacia el éxito. Pero cualquier tipo de decepción o fracaso percibido puede ser devastador para los niños. Como padres, depende de nosotros ayudar a nuestros hijos a comprender que el fracaso no es tan malo. Comparte un ejemplo de uno de tus fracasos y explícales que cada emprendedor probablemente haya tenido una serie de fallas que posteriormente condujeron a su éxito. Cada intento proporciona una valiosa experiencia y conocimiento.

  1. Se trata de la pasión, no del dinero

El inversor Josh Linkner dijo: “La gente que persigue solo dinero rara vez lo encuentra. Un enfoque mucho más productivo (sin mencionar uno mejor y más humano) es utilizar la pasión como su guía y permitir que las ganancias financieras se conviertan en el subproducto de hacer lo que se ama”. Es importante infundir en nuestros hijos que necesitan ser apasionados por lo que hacen, sea lo que sea.

  1. Comenzar temprano

Incursionar en pequeños emprendimientos a temprana edad ayudará a que tu hijo quiera tener su propia empresa más adelante en la vida. Ya sea que se trate de un sencillo puesto de limonadas o un negocio para cuidar mascotas, las primeras empresas pueden enseñar a los niños habilidades esenciales como la autosuficiencia, el marketing y las habilidades de comunicación. Y esas lecciones del espíritu emprendedor se trasladarán a la edad adulta.

  1. Fomenta el pensamiento libre

Los niños son personas increíbles, creativas y apasionadas. Y eso es lo que se requiere para formar a la próxima generación de emprendedores. Aliéntalos a compartir sus ideas más descabelladas contigo, y lo más importante, toma esas ideas en serio. Desarrolla cada idea: qué venderían, quiénes serían sus clientes, qué necesitan esos clientes. Incluso si no lanzan ese negocio, les estarás infundiendo la confianza de que crees en sus ideas y en su espíritu emprendedor (¡no importa cuán locas puedan sonar!).

Motivar a nuestros niños a ser emprendedores les mostrará que hay caminos diferentes a ser empleados en la edad adulta y trabajar para otros. Las posibilidades son infinitas y si ellos aprenden que lo más importante es encontrar un propósito y seguirlo con pasión, sus vidas serán mucho más felices.

Con el Aprendizaje Basado en Proyectos el Gimnasio Los Caobos ha venido incentivando las aptitudes emprendedoras de sus estudiantes, preparándolos para consolidar sus propias empresas en el futuro.

Destacados

¿Qué es la competencia global?

Competencia Global

Hoy en día es indudable que vivimos en la “aldea global”. Todo está interconectado y las comunicaciones instantáneas nos mantienen conectados. El resultado de la globalización ha hecho que tengamos que trabajar, educarnos, relacionarnos y compartir con personas que tienen creencias, culturas, costumbres, lenguajes, religiones y visiones distintas a las nuestras; nos enfrentamos a una competencia global.

En este mundo globalizado, que sufre constantes cambios por las migraciones o desplazamientos humanos, que es influenciado por el tráfico de productos y servicios, por el movimiento de personas e ideas, mejorar nuestro entendimiento de lo que sucede en el mundo es una necesidad urgente.

De acuerdo con Veronica Boix-Mancilla, Investigadora de la Universidad de Harvard para el Proyecto Cero, en su trabajo realizado en conjunto con Asia Society, la competencia global es tener los conocimientos, habilidades y la disposición de entender y actuar en forma creativa sobre asuntos de importancia global. Tener los conocimientos es importante, pero más importante aún es comprender muy bien esta información de manera que podamos saber cómo utilizarla. Es muy importante entender a fondo para convertirnos en competentes a nivel global.

Para convertirse en Competentes Globales, los estudiantes deben adquirir conceptos básicos, habilidades, valores, actitudes y comportamientos, que incluyen: apreciación de las diferencias culturales, capacidad de comprender y considerar múltiples perspectivas, capacidad para el pensamiento altamente crítico y analítico, comodidad con la ambigüedad o el cambio y comprender la complejidad de los problemas globales.

Los estudiantes con competencia global tienen el conocimiento y las habilidades para:

  1. Investigar el mundo

Los estudiantes competentes a nivel mundial son conscientes, curiosos e interesados en aprender sobre el mundo y cómo funciona. Hacen preguntas y se interesan auténticamente en conocer otras culturas, diferentes ideologías y otros idiomas.

  1. Reconocer perspectivas

Las personas globalmente competentes reconocen que tienen una perspectiva particular diferente a la de otras personas y que se influencian mutuamente cuando ponen sus perspectivas en contacto. Ser sensibles y empáticos es una parte indispensable para ser globalmente competentes.

  1. Comunicar ideas

Los estudiantes competentes a nivel mundial se comunican de manera efectiva, verbal y no verbalmente, con públicos diversos. Pueden hablar con personas que piensan diferente y ajustan su tono y vocabulario de acuerdo con los diferentes tipos de personas con las que se comunican. Esto incluye los diversos medios de comunicación como internet, Skype, blogs, chats, reflexionando como se pueden comunicar más efectivamente.

  1. Tomar acción

Los estudiantes con competencia global tienen las habilidades y el conocimiento no solo para aprender sobre el mundo, sino también para marcar la diferencia en el mundo. Son capaces de identificar problemas o situaciones y de encontrar soluciones. Ellos actúan inventando nuevos productos, creando nuevas formas de organizarse, escribiendo en un periódico, produciendo un video sobre un tema en particular y compartiéndolo con compañeros.

De acuerdo con la GCC (Global Competence Certificate) los estudiantes que se forman con competencias globales desarrollan las siguientes actitudes y valores:

  • Son abiertos a nuevas oportunidades, ideas y formas de pensar.
  • Desean relacionarse con los demás.
  • Tienen conciencia de sí mismos sobre su identidad, cultura, sensibilidad y respeto por las diferencias.
  • Valoran múltiples perspectivas.
  • Se sienten cómodos con la ambigüedad y con situaciones desconocidas.
  • Reflexionan sobre el contexto y el significado de sus vidas en relación con algo más grande.
  • Preguntan sobre las suposiciones prevalecientes.
  • Tienen adaptabilidad y la capacidad de ser cognitivamente ágiles.
  • Son empáticos y humildes.

La competencia global no se debe limitar a comprender el mundo que nos rodea sino también desarrollar un sentido de pertenencia al mundo, un sentido de ciudadanía global, que nos invite a actuar teniendo en cuenta otras perspectivas culturales, otras necesidades y los grandes retos que el mundo está enfrentando como el cambio climático, los grandes desplazamientos de refugiados, los diferentes tipos de gobierno, y aun las relaciones que nos suceden a diario en nuestro barrio o en nuestro trabajo, o a nuestros niños en el colegio.

La competencia global nos invita a pensar qué significa convertirnos en ciudadanos globales y en personas con mentalidad global. No necesitamos viajar por el mundo para darnos cuenta del impacto de la globalización y de las influencias de todo el mundo en nuestro diario vivir. Si comprendemos que el mundo es uno solo y que es responsabilidad de todos el compartirlo y cuidarlo, seremos mucho más conscientes de la importancia de pensar y actuar con visión global, para el bien del futuro de la raza humana.

El Gimnasio Los Caobos lleva más de 25 años desarrollando las competencias innovadoras, creativas y culturales de sus estudiantes, para que sean líderes emprendedores con una estructura de valores fundamentada en el bien común.

Destacados

¿Cómo Desarrollar el Pensamiento Crítico en los Niños?

boy-2715279_1280

Todos pensamos; está nuestra naturaleza hacerlo. Pero gran parte de nuestro pensamiento, si no lo controlamos, es parcial, distorsionado, sesgado, desinformado o con prejuicios. Además, la calidad de nuestras vidas y de lo que producimos, hacemos o construimos depende precisamente de la calidad de nuestro pensamiento. Pensar mal es costoso, tanto en dinero como en calidad de vida.

El pensamiento crítico es la capacidad de analizar información para establecer su veracidad o verdad. Hoy en día, hay más información disponible de la que podríamos necesitar. El problema es que no toda esa información es precisa y puede ser muy fácil dejarse convencer por algo que no es real. Los niños, en especial, pueden creer todo lo que ven en la TV o lo que les dicen sus amiguitos.

Pensar críticamente sobre un problema significa tener una mente abierta y considerar formas alternativas de buscar soluciones. A medida que los niños crecen y se convierten en preadolescentes y adolescentes, sus habilidades de pensamiento crítico los ayudarán a emitir juicios independientemente de sus padres o de otras personas.

De acuerdo con  Marilyn Price-Mitchell, Ph.D., psicóloga del desarrollo, investigadora, miembro del Instituto de Innovación Social de Fielding Graduate University y autora de Tomorrow’s Change Makers, para desarrollar el pensamiento crítico, los niños deben creer que pensar es divertido y querer ser buenos en eso. Los buenos pensadores practican pensar, igual que los buenos deportistas practican baloncesto o fútbol.

Price-Mitchel nos enseña 5 formas para enseñarle a los niños a pensar críticamente:

  • Invítelo a SER CLARO pidiendo explicaciones y ejemplos cuando no entiende algo. Deje que el niño sepa que está bien confundirse y que puede hacer preguntas.
  • Inste al niño a SER EXACTO, para verificar si algo es cierto al investigar los hechos.
  • Anímelo a SER PERTINENTE hablando de otros temas que se refieran al problema en cuestión. Ayúdelo a mantenerse enfocado vinculando información relacionada y significativa con la pregunta que intenta responder o el tema sobre el que está aprendiendo.
  • Apoye su capacidad de SER LÓGICO. Ayúdele a ver cómo encajan las cosas. Pregunte cómo llegó a sus conclusiones y si sus suposiciones son correctas.
  • Establezca expectativas de que su hijo SEA JUSTO. Promueva la empatía en sus procesos de pensamiento. Asegúrese de que tenga en cuenta a los demás cuando saque sus conclusiones.

La Fundación para el Pensamiento Crítico nos da una breve definición: El pensamiento crítico es el arte de analizar y evaluar el pensamiento con miras a mejorarlo. También describe cómo es un buen pensador crítico:

  • Plantea preguntas y problemas vitales, formulándolos con claridad y precisión;
  • Reúne y evalúa información relevante, usando ideas abstractas para interpretarlas de manera efectiva.
  • Llega a conclusiones y soluciones bien razonadas, probándolas con criterios y estándares relevantes.
  • Piensa abiertamente dentro de sistemas de pensamiento alternativos, reconociendo y evaluando, según sea necesario, sus suposiciones, implicaciones y consecuencias prácticas.
  • Se comunica eficazmente con otros para encontrar soluciones a problemas complejos.

El pensamiento crítico es, en resumen, auto-dirigido, auto-disciplinado, auto-controlado y auto-correctivo. El pensamiento crítico es ese modo de pensar sobre cualquier tema, contenido o problema, en el cual el pensador mejora la calidad de su pensamiento al analizarlo, evaluarlo y reconstruirlo hábilmente.

Aprendiendo a pensar en forma crítica podremos evitar vivir la vida de una manera automatizada, haciendo las cosas sin analizarlas. Podremos tomar las riendas de nuestra propia vida y desarrollar las habilidades y conocimientos que nos propongamos. El pensamiento crítico nos dará muchas oportunidades para hacer nuestras vidas y las de otros más completas, más felices y más productivas. Como siempre, nuestro ejemplo, es lo que nuestros hijos aprenderán y aplicarán en sus propias vidas.

Fuentes:

http://www.criticalthinking.org/pages/critical-thinking-where-to-begin/796

https://www.rootsofaction.com/critical-thinking-ways-to-improve-your-childs-mind-this-summer/

Destacados

5 Consejos para no Acabar con la Creatividad de los Niños

child-1864718_1280

En general, todos los niños nacen con una creatividad increíble. Los padres hemos escuchado las fantásticas historias que pueden crear y que van saliendo de su cabecita sin interrupción. Esto es normal en ellos.

De acuerdo con Christine Carter, Ph.D. miembro del Greater Good Science Center, la creatividad es una habilidad que los padres pueden ayudar a desarrollar en sus hijos. La creatividad no se refiere solo a la pintura, la música u otras formas de arte; también es esencial para la ciencia, las matemáticas e incluso la inteligencia social y emocional. Las personas creativas son más flexibles y resuelven mejor los problemas, lo que las hace más capaces de adaptarse a los avances tecnológicos y lidiar con el cambio, así como aprovechar las nuevas oportunidades.

La realidad de esos niños tan creativos, es que cuando ya son adultos han perdido casi en su totalidad esa creatividad. ¿Por qué? Esta habilidad queda relegada casi que solo en manos de los artistas, a pesar de que es tan importante para todas las profesiones y oficios.

Estas son 5 recomendaciones para ayudar a los niños a no perder esa creatividad y por el contrario aumentarla:

  1. Proporcione los recursos que necesitan para la expresión creativa. Los niños necesitan mucho tiempo para el juego imaginativo, no estructurado y sin la dirección de un adulto. El espacio también es un recurso que sus hijos necesitan. Deles un lugar específico donde puedan hacer desorden, como una habitación de juegos, un lugar en el garaje para pintar o un rincón en la sala para Legos. Provéales materiales de arte, componentes de disfraces y bloques de construcción.
  2. Aliente a los niños a leer por placer y participar en las artes. Limite la televisión y el resto del tiempo de la pantalla a fin de dejar espacio para actividades creativas como ensayar una obra de teatro, aprender a dibujar, leer, cantar, bailar, etc. De hecho, dejar que ellos se aburran los ayudará a ser más creativos pues así tendrán la oportunidad de inventarse nuevas actividades.
  3. Déles a los niños la oportunidad de expresar pensamientos opuestos. Deje que no estén de acuerdo con usted. Aliéntelos a encontrar más de una forma de resolver un problema y más de una solución al problema. Cuando resuelvan un problema con éxito, pídales que lo resuelvan de nuevo, pero que encuentren una nueva forma de hacerlo (la misma solución con una ruta diferente). Luego pídales que propongan más soluciones para el mismo problema.
  4. Deles libertad y no les diga continuamente qué hacer. Múltiples estudios han encontrado que cuando los padres tienen un alto nivel de demandas, pero no responden a las ideas de sus hijos, estos terminan con niveles más bajos de creatividad. Pero, por el contrario, si los padres son menos exigentes, pero responden mejor a sus hijos, su creatividad aumenta.
  5. Comprenda la generación de las pantallas digitales. Muchos padres limitan el acceso de sus hijos a la televisión y las computadoras, en parte porque creen que estos dispositivos limitan su creatividad. La investigación sugiere que este no es necesariamente el caso. Puede dejar que su hijo juegue, por un tiempo controlado, con aplicaciones que le permitan escribir, pintar, hacer collages, dibujar y hacer música ya que esto alienta su creatividad.

Hay muchas más actividades que ayudarán a su hijo a ser más creativo, pero definitivamente su ejemplo es lo más importante. Los hijos de personas creativas son más creativos. De acuerdo con Elena Hoicka, profesora de Psicología del Desarrollo en la Universidad de Sheffield, los estudios experimentales han encontrado que cuando los niños ven a otra persona ser altamente creativa, se vuelven más creativos. Entonces, si desea que su hijo sea creativo, es una buena idea hacer el esfuerzo de ser creativo usted mismo. Debido a que es la clave del éxito en casi todo lo que hacemos, la creatividad es un componente clave de la salud y la felicidad y una habilidad esencial para practicar con los niños.

Fuentes:

http://theconversation.com/five-ways-to-make-your-child-a-creative-genius-71170

https://greatergood.berkeley.edu/article/item/7_ways_to_foster_creativity_in_your_kids

DestacadosTendencias Educación Moderna

¿Cómo debe ser la arquitectura e infraestructura de un colegio moderno?

gimnasio los caobos

¿Cómo debería ser la arquitectura e infraestructura de un colegio moderno?

Todos conocemos cómo son las instalaciones de un colegio tradicional. Largos corredores, salones cerrados con puerta, no muchas ventanas para que los niños no se distraigan, pupitres en fila, tablero al frente, etc. Es lo que conocemos y sorprendentemente, lo que ha venido utilizando la sociedad occidental desde hace más de 100 años.

Aunque los avances tecnológicos del mundo han cambiado todo, desde los teléfonos, los carros, los electrodomésticos, la forma en que nos comunicamos y en que trabajamos, aún no han logrado cambiar la forma en la que educamos a nuestros niños. Y no solo cómo ellos aprenden, sino cómo son las instalaciones, que por más que sean modernas, recién diseñadas y construidas, continúan encerrando a los niños en un salón, donde un profesor llena tableros y tableros de información que a nadie le interesa ni aprende.

Por supuesto hay excepciones y en Colombia, el Gimnasio Los Caobos que es pionero en los cambios que pide el Siglo XXI, está cambiando sus instalaciones hacia una arquitectura de vanguardia con la asesoría del arquitecto estadounidense Frank Locker.

 

Y ¿quién es Frank Locker?

Frank Locker PhD es arquitecto de la Universidad de Oregon y tiene un Doctorado en Arquitectura de la Universidad de Edimburgo. Fue premiado como planificador del año por el Council of Educational Facilities Planners International. El trabajo de Locker se centra en el aprendizaje del siglo XXI, la transformación de la educación y la creación de diseños escolares innovadores.

Su trabajo se enfoca en la investigación del aprendizaje efectivo y está basado en posicionar a las escuelas para el futuro a largo plazo a través de la visión, planificación maestra, desarrollo de programas educativos, definición de especificaciones educativas y diseño de conceptos colaborativos. Frank Locker es profesor del curso de planificación educativa en la Escuela de Posgrado de Diseño de la Universidad de Harvard y escribe una columna mensual para SchoolFacilities.com.

Frank Locker trabaja en el diseño de las nuevas escuelas con un grupo de maestros y administradores que participan en el proceso de crear la visión educativa, que es una parte a menudo olvidada pero importante del proceso de planificación a largo plazo para las escuelas. En general, implica una discusión guiada durante un período de varios días para evaluar hacia dónde se debe dirigir la educación. El proceso a menudo inspira nuevas ideas y genera apoyo de los maestros para empezar a utilizar prácticas alternativas en la enseñanza.

La visión es particularmente útil antes de construir o renovar una instalación y se debe usar este proceso para desarrollar conceptos de instalaciones escolares nuevas, reconstruidas o remodeladas que fomenten y anticipen el cambio educativo, y sean lo suficientemente flexibles para facilitarlo.


¿Cómo es un colegio adaptado para la educación del Siglo XXI?

Para entender mejor los nuevos conceptos de diseño de espacios para la educación del Siglo XXI, haremos una comparación con las instalaciones de un colegio tradicional.

Entre muchos, estos son solo algunos conceptos generales:

Colegio Tradicional

Colegio Siglo XXI

Espacios y muebles inapropiados para métodos educativos actuales. Espacios y muebles flexibles para adaptarse a tendencias educativas futuras.
Espacios rígidos, sin posibilidad de ser cambiados. Espacios flexibles que se pueden cambiar con un mínimo esfuerzo.
Circulación concebida en términos de mínima cantidad de personas en movimiento: corredores solamente. Espacio central de reuniones, espacio de pasar el tiempo y espacio de trabajo centrado en el estudiante.
No cuenta con espacios para uso de la comunidad. Espacios flexibles que pueden ser utilizados por la comunidad.
Sin ventanas hacia los corredores. Abundantes ventanas que conectan todos los espacios, incluyendo salón de profesores y administración.
Edificio concebido como un corredor con salones sin conexión entre si. Edificio concebido como suites con varios espacios de aprendizaje de uso flexible.
No hay espacios para educación técnica ni aprendizaje de labores manuales. Salones de educación técnica integrados al currículo.
No se diseña con visión de sostenibilidad. Diseño sostenible y verde con mínimo impacto al medio ambiente.
Salón de computadores utilizado solo para esto. 1 computador para cada 10 estudiantes. Computadores y laptops utilizados en todos los espacios. 1 computador por estudiante.
Salones de clase independientes sin puertas o ventanas para conectarse entre si. Suites conformadas por varios espacios flexibles para diversos usos.
No se intenta hacer que el aprendizaje sea visible. Aprendizaje altamente visible a través de transparencias, pantallas y actividades.
Casi cero usos de tecnología. Los celulares están prohibidos. Tecnología integrada. Los estudiantes utilizan portátiles, celulares, tabletas y Kindle.
Pupitres en fila utilizados para clases tradicionales. Los estudiantes trabajan en su espacio personal.
Clases de 45 a 60 minutos, No hay horario fijo. Este es establecido por los profesores y los estudiantes.

Con esta nueva visión, de espacios abiertos y flexibles para una nueva forma de aprender, en el Gimnasio Los Caobos estamos rediseñando nuestras instalaciones. En el colegio actualmente creemos que el salón de clase no es el único lugar de aprendizaje y que hay un mundo más allá de las paredes. Por eso estamos tumbando muros y poniendo más ventanas.

DestacadosTransformación Educativa

¿Qué es el aprendizaje basado en proyectos?

niños proyecto

“La EDUCACIÓN POR PROYECTOS es una metodología de enseñanza en la cual el alumno es el protagonista de su propio aprendizaje.”

Gimnasio Los Caobos, Chía Colombia

 

El Aprendizaje Basado en Proyectos se ha convertido en la punta de lanza de los nuevos modelos educativos del Siglo 21. Su éxito en la educación radica en los altos niveles de motivación y desarrollo de habilidades que genera en los niños. De hecho, los estudios están confirmando que el aprendizaje basado en proyectos es el camino para desarrollar en los estudiantes ciertas habilidades que van a ser fundamentales en su futuro. Habilidades como el trabajo colaborativo, enfrentarse a una audiencia y presentar una idea sin temor a hablar en público, o la capacidad de convertirse en una persona autodidacta, son solo algunas de las ventajas de este modelo.

Pero miremos en qué consiste realmente la educación por proyectos, o mejor, el aprendizaje basado en proyectos (PBL por sus siglas en ingles):

Es un método de enseñanza en el que los estudiantes adquieren conocimientos y habilidades trabajando durante un período de tiempo prolongado en investigar y responder a una pregunta, un problema o un desafío que sea auténtico, atractivo y complejo.

De acuerdo con el Buck Institute for Education (BIE), cuya prioridad es ayudar a los maestros a preparar a los estudiantes para tener vidas exitosas, se deben diseñar, evaluar y gestionar proyectos que involucren y motiven a los estudiantes. Los proyectos que se desarrollen deben incluir los siguientes Elementos Esenciales de Diseño de Proyectos:

  1. Conocimiento clave, comprensión y habilidades de éxito. El proyecto se enfoca en las metas de aprendizaje del estudiante, incluyendo contenido y habilidades basadas en pensamiento crítico, resolución de problemas, comunicación, colaboración y autogestión.
  2. Problema o pregunta desafiante. El proyecto está enmarcado por un problema significativo a resolver o una pregunta a contestar, en el nivel apropiado del desafío.
  3. Investigación sostenida. Los estudiantes se involucran en un proceso riguroso y extendido de hacer preguntas, encontrar recursos y aplicar la información.
  4. El proyecto cuenta con contexto real, tareas, herramientas, estándares de calidad, o impacto en la realidad del estudiante. Se enfoca en las preocupaciones, intereses y asuntos personales del estudiante en su entorno.
  5. Voz y elección del estudiante. Los estudiantes toman algunas decisiones sobre el proyecto, incluyendo cómo trabajan y qué crean.
  6. Reflexión. Estudiantes y profesores reflexionan sobre lo que están aprendiendo, la efectividad de sus actividades de investigación, la calidad del trabajo del alumno, los obstáculos que encuentran y cómo superarlos.
  7. Crítica y Revisión. Los estudiantes dan, reciben y usan comentarios para mejorar sus procesos y productos.
  8. Proyecto público. Los estudiantes hacen su trabajo de proyecto público explicándolo, exhibiéndolo y presentándolo a personas fuera del aula.

Beneficios del Aprendizaje Basado en Proyectos (PBL)

De acuerdo con el BIE, la experiencia de miles de maestros en todos los grados y áreas temáticas, respaldada por la investigación, confirma que PBL es una manera efectiva y agradable de aprender y desarrollar competencias más profundas que son necesarias para el éxito en la universidad, el trabajo y la vida en general. Actualmente hay muchos educadores en los Estados Unidos y en todo el mundo interesados ​​en este método de enseñanza por las siguientes razones:

PBL hace que la escuela sea más atractiva para los estudiantes. Los estudiantes a menudo encuentran la escuela aburrida y carente de sentido.

En PBL los estudiantes son activos, no pasivos. Un proyecto pone a trabajar tanto sus mentes como sus corazones y proporciona la relevancia del mundo real para el aprendizaje.

PBL mejora el aprendizaje. Después de completar un proyecto, los estudiantes entienden el contenido más profundamente, recuerdan lo que aprenden y lo retienen mucho más de lo que suele ocurrir con la enseñanza tradicional. Debido a esto, los estudiantes que obtienen conocimiento de contenido con PBL son más capaces de aplicar lo que saben y lo que pueden hacer en diferentes situaciones.

PBL construye habilidades de éxito para la universidad, el trabajo y la vida. En el lugar de trabajo y en la universidad, el éxito requiere más que conocimientos básicos y habilidades. En un proyecto, los estudiantes aprenden a tomar la iniciativa, a ser responsables, a construir su confianza, a resolver problemas, a trabajar en equipo, a comunicar ideas y a manejarse con más eficacia.

PBL es una manera efectiva de alcanzar objetivos. Enfatiza la aplicación de los conocimientos en el mundo real y trabaja en habilidades como el pensamiento crítico, la solución de problemas, la colaboración, la comunicación en diversas formas y las habilidades de presentación.

PBL se ajusta con la tecnología. Los estudiantes se familiarizan y disfrutan usando una variedad de herramientas de tecnología que se ajustan perfectamente con el PBL. Por medio de esta, los profesores y los estudiantes no sólo pueden encontrar recursos e información para crear productos, sino también colaborar más eficazmente y conectarse con expertos, colegas y audiencias de todo el mundo.

PBL hace que la enseñanza sea más agradable y gratificante. Los proyectos permiten que los maestros trabajen más estrechamente con los estudiantes y logren un resultado significativo y de alta calidad.  En muchos casos los profesores re descubren la alegría de aprender junto a sus estudiantes.

PBL conecta a los estudiantes y las escuelas con las comunidades y el mundo real. Los proyectos permiten a los estudiantes resolver problemas y abordar temas importantes para ellos, sus comunidades y el mundo. Los estudiantes aprenden cómo interactuar con adultos y organizaciones, conocen sitios de trabajo de adultos y pueden desarrollar intereses profesionales. Los padres y miembros de la comunidad pueden participar en proyectos.

PBL promueve la equidad educativa. Todos los estudiantes se merecen PBL, ya que un gran proyecto puede tener un efecto poderoso para ayudarles a alcanzar su potencial e incluso transformarlos. Un proyecto que produce un impacto en el mundo real puede dar a los estudiantes un sentido de propósito y logro pues ellos ven que pueden hacer una diferencia en su comunidad y en el mundo.

Con el PBL los profesores hacen mejores preguntas, profundizan en sus relaciones con los alumnos, se re conectan con una mentalidad creativa, facilitan la lluvia de ideas y la investigación colaborativa y tanto alumnos como profesores se sienten más motivados en las aulas de clase.

Cuando los estudiantes adquieren conocimientos con la metodología PBL aprenden a resolver problemas altamente complejos que requieren habilidades básicas como lectura, escritura y matemáticas, al mismo tiempo que adquieren habilidades del siglo XXI como trabajo en equipo, resolución de problemas, recopilación de la investigación, gestión del tiempo, síntesis de información y uso de herramientas de alta tecnología, entre otras. Con esta combinación de habilidades, los estudiantes se convierten en directores y gestores de su propio proceso de aprendizaje, guiados y asesorados por un maestro calificado.

Un colegio que está liderando este proceso en Colombia y Latinoamérica, el Gimnasio Los Caobos, el cual, a través de su líder y rectora Jennifer D. Klein, está logrando la primera implementación exitosa de este tipo de metodología en Colombia.

DestacadosTransformación Educativa

Aprendizaje Experiencial, ¿Qué es y cómo se vive?

experiencia niña

¿Recuerda cuando aprendió a montar en bicicleta? En la memoria de muchos de nosotros está la experiencia de caernos, levantarnos, volvernos a caer y así, poco a poco, ir mejorando hasta que logramos darle la vuelta a la manzana. Este es un buen ejemplo de aprendizaje experiencial que es aprender con la experiencia. Este tipo de aprendizaje involucra actuar, observar, reflexionar, corregir errores, aplicar lo aprendido y seguir así hasta perfeccionar el aprendizaje.

El aprendizaje experiencial es innato: todos nosotros nos hemos beneficiado de este enfoque en innumerables situaciones. Solo pensar en cómo un bebé aprende a hablar y caminar solo con la experiencia, nos demuestra lo efectivo que es este proceso.

Aplicándolo a la educación de nuestros hijos, el aprendizaje experiencial es un proceso activo que involucra al alumno, no un proceso pasivo que le sucede al alumno. En este proceso, la experiencia proporciona la plataforma para el aprendizaje, mientras que el análisis cuidadoso y la reflexión de la experiencia desarrollan el aprendizaje. El profesor anima a los alumnos a resolver las cosas por sí mismos, los guía hacia y a través de su aprendizaje en lugar de enseñarles. En el aprendizaje que desarrollan los estudiantes está implícito el enfoque que no existen “formas correctas de pensar”, “seguir reglas” o “comportamientos perfectos” que se deben aprender y aplicar.

 

El ciclo del Aprendizaje Experiencial

El concepto de aprendizaje experiencial fue estudiado en el siglo XX por psicólogos educativos como John Dewey, Carl Rogers y David Kolb. Kolb afirmó que “el aprendizaje es el proceso mediante el cual el conocimiento se crea a través de la transformación de la experiencia”, y propuso un “ciclo de aprendizaje” que comprende estas cuatro fases:

En la experiencia concreta el estudiante participa directamente en una situación auténtica, en el colegio o fuera de él. La observación reflexiva, lo lleva a observar y darse cuenta de lo que está funcionando o fallando y a relacionarlo con experiencias anteriores. En la etapa de conceptualización abstracta el estudiante generaliza y transforma su percepción en conceptos abstractos, se pregunta ¿cómo? ¿qué pasaría si…? Es su pensamiento crítico el que entra en acción. En la experimentación activa surgen nuevas ideas, se afinan las habilidades y se llega a una nueva experiencia.

 

 

¿Qué beneficios reciben los estudiantes con el aprendizaje experiencial?

De acuerdo con la University of Texas at Austin el aprendizaje que se considera “experiencial” contiene estos elementos: reflexión, análisis crítico y síntesis. Ofrece oportunidades para que los estudiantes tomen la iniciativa, tomen decisiones y sean responsables de los resultados. Brinda oportunidades para que los estudiantes participen intelectualmente, creativamente, emocionalmente, socialmente o físicamente.

Aumenta la motivación del estudiante para aprender. Cuando los estudiantes se involucran en experiencias de aprendizaje relevantes, el producto tiene más importancia que una nota, tienen una mayor motivación para aprender y producir un producto más reflexivo.

Produce estudiantes autónomos. Para resolver problemas y completar tareas en situaciones desconocidas en un contexto del mundo real, los estudiantes deben por sí mismos descubrir lo que saben, lo que no saben y cómo aprenderlo.

La reflexión profundiza el aprendizaje y ayuda a los estudiantes a transferir su aprendizaje previo a nuevos contextos, aprender nuevos conceptos, principios y habilidades y comprender cómo adquirieron este aprendizaje.

Los estudiantes adquieren más confianza, construyen habilidades y participan exitosamente en trabajos de grupo pues desarrollan tenacidad, curiosidad y responsabilidad.

Prepara a los estudiantes para las competencias del mundo real, como el compromiso cívico, el trabajo en equipo y el liderazgo. Las habilidades son inculcadas al usarlas y perfeccionadas a través de la práctica.

Hay incontables ventajas cuando se utiliza el aprendizaje experiencial, entre otras, el aprendizaje se acelera. El aprendizaje experiencial también mejora los procesos de pensamiento crítico, resolución de problemas y toma de decisiones. Va más allá de las teorías que se enseñan en el aula pues ofrece experiencias, que ayudan a la retención de nuevos conceptos.

En el Gimnasio los Caobos se realizan multitud de actividades de aprendizaje experiencial, dentro y fuera del colegio, y de acuerdo con la edad y nivel de conocimiento de los estudiantes. Los paseos al campo, las visitas a museos, los proyectos en comunidades vecinas y otros, aumentan los niveles de participación de los estudiantes y logran que estos se interesen auténticamente en la resolución de un problema o tomen la iniciativa para realizar una actividad, asumiendo la responsabilidad de su propia educación.

Cuando estas actividades logran involucrar de lleno a los estudiantes, motivarán su iniciativa, generarán curiosidad y contribuirán con proyectos reales y relevantes en los que desarrollan incontables habilidades no solo a nivel mental, sino también emocional, físico y espiritual.

DestacadosTransformación Educativa

¿Qué es la educación del siglo XXI?

niños estudiando

Nuestro mundo está cambiando, y para preparar a nuestros niños para este nuevo mundo necesitamos cambiar la manera en que los educamos. En el siglo 21 los educadores deben ser conscientes que la educación debe ayudar a los niños a conectarse con el mundo, a comprender los problemas que enfrenta actualmente y transformar la cultura hacia una concepción más rica de la creatividad humana y la inteligencia.

Actualmente, muchos de los empleos más solicitados no existían en el 2002, como: Estratega de Redes Sociales, Especialista en Experiencia de Usuario, Gerente de Teletrabajo, Coordinador de Cuidado de Adultos Mayores, Gerente de Sostenibilidad. Muchos de los trabajos que tendrán los estudiantes de hoy, todavía no existen y ellos utilizarán tecnologías que no han sido aún inventadas, y además tendrán que solucionar problemas que aún no han surgido. ¿Como educar a estos niños si no sabemos cómo va a ser el mundo en 10, 20 o 30 años?

De acuerdo con Sir Ken Robinson Ph.D en Educación, profesor universitario, escritor, investigador, asesor y orador, lo básico de la educación no es que los estudiantes obtengan conocimientos de un grupo de materias como matemáticas, ciencias o historia. Lo básico de la educación es el propósito que esta persigue y según él hay 4 propósitos principales:

  1. Propósito Económico: la educación contribuye con el crecimiento y la vitalidad de la economía. La educación formal en escuelas comenzó en la era industrial, con el objetivo de formar personas para el trabajo en fábricas y manufactura. Hoy en día este tipo de formación ya no funciona en esta era de la economía digital, muy lejos de la era industrial. Una de las necesidades más importantes que requieren las empresas y organizaciones es la adaptabilidad, o sea, la capacidad de adaptarse a las nuevas circunstancias del mercado. Si las compañías no se adaptan, desaparecen. Un ejemplo es Kodak que fue pionera en fotografía y hoy ha desaparecido. La segunda necesidad para la prosperidad de la economía es la creatividad. Cada día surgen infinidad de nuevos emprendimientos con ideas creativas e innovadoras.
  2. Propósito Cultural: El mundo es cada vez más conflictivo. Las personas tienen más información y por lo tanto pueden opinar y discutir. El sistema educativo debe enseñarles a los alumnos cómo adquirieron su cultura, por qué piensan como piensan, por qué tienen los valores que tienen, y al mismo tiempo entender y aceptar los valores culturales de otras personas. Para esto se necesita una educación que incluya las artes, las humanidades, y no solo los temas técnicos, y lo más importante es enseñarle a que acepte y aprecie la diversidad.
  3. Propósito Social: En general, existe muy poco interés y falta de compromiso con la política de los países. Cuando tenemos la oportunidad de opinar con nuestro voto, no nos tomamos el trabajo de hacerlo, por lo que los gobernantes están siendo elegidos por una minoría que si vota. Se debe enseñar a las nuevas generaciones la importancia y la responsabilidad que tenemos de participar en la vida política del país.
  4. Propósito Personal: La educación es para personas. Las personas son todas diferentes, tienen talentos especiales, intereses variados, se apasionan por diferentes cosas y tienen una gran variedad de motivaciones. Una de las principales características del ser humano es la diversidad. Cuando la educación es igual para todos, muchos se aburren y se desmotivan. En USA 30% de los estudiantes no termina la secundaria. Debemos entender que la educación es para individuos, y que debe ser personalizada.

Los niños no necesitan que los ayuden a aprender. Ellos nacen con una voracidad increíble para aprender, inclusive desde el útero ya están absorbiendo conocimientos de sus madres y del entorno que alcanzan a percibir, como su voz, el ritmo de su lenguaje, la música que escuchan. Los niños tienen un interés muy grande por aprender todo lo que ven y escuchan. Este interés se empieza a perder cuando entran al colegio. Es decir, cuando llegan a un edificio especial, con pupitres en filas y se les obliga a aprender una gran cantidad de información sin saber si están interesados o no. Los niños de todas maneras aprenden, pero la gran pregunta es cómo hacerlo mejor y más aún, si están aprovechando todo su potencial.  La enseñanza en el sistema tradicional se ha reducido a entregar información a los estudiantes.

En la educación del siglo XXI, indudablemente, el profesor necesita saber todo lo que enseña, pero más importante es que sepa como estimular, motivar y comprometer a sus estudiantes. Necesita alimentar su imaginación y fomentar su curiosidad, hacer que quieran aprender. Un gran profesor hace que sus estudiantes se enseñen a sí mismos y se involucren en su aprendizaje en forma proactiva, creando las condiciones para que todo esto suceda en su salón de clase.

Las escuelas son organismos vivos que respiran y viven de relaciones reciprocas, donde se desarrollan culturas propias, hábitos propios. La educación debe ayudar a cada niño a descubrir su talento especial y esto se logra cuando se trata a cada niño en forma personal y no como parte de un grupo. Se deben crear las circunstancias para que los talentos salgan a flote.

La educación debe cambiar el sistema lineal de educación en el cual producimos niños en grupos por edades, todos con los mismos conocimientos y con la meta de llegar a la universidad. Nos enseñaron que, si estudiamos y pasamos en una buena universidad, tendremos un buen trabajo. Hoy en día ya no funciona así. Muchas personas famosas y exitosas en sus campos de trabajo, nunca terminaron la universidad.

Hoy en día los profesores deben ser innovadores, creativos, mentores, emprendedores, motivadores, iluminadores, catalizadores. Porque preparar estudiantes para el sigo XXI no se trata solo de utilizar la tecnología o tener habilidades para una economía global. La educación del siglo XXI se debe enfocar en creatividad, conciencia cultural, resolución de problemas, innovación, compromiso cívico, comunicación, productividad, colaboración, responsabilidad, exploración, iniciativa, confianza, liderazgo. El aula de clase debe ser tan dinámica como el mundo en el que vivimos.

Hay muchas habilidades que los niños necesitarán para tener éxito en el siglo XXI. Estas son solo algunas de ellas:

  • Capacidad para colaborar, trabajar en equipo
  • Habilidades de pensamiento crítico
  • Habilidades de presentación oral
  • Habilidades de comunicación escrita
  • Capacidad para usar la tecnología
  • Voluntad para examinar asuntos cívicos y globales
  • Capacidad de realizar investigaciones para aprender sobre temas y conceptos
  • Oportunidad de conocer nuevas oportunidades de carrera

De acuerdo con sir Ken Robinson existen tres principios para que los seres humanos prosperen y dichos principios están en contravía de la educación tradicional.

  1. El ser humano es diferente y diverso. No hay dos niños iguales. Inclusive si son hermanos serán completamente diferentes. La educación tradicional cumple con las regulaciones estándar y el logro de puntajes altos en los exámenes de estado en un espectro muy angosto de conocimientos. Se enfoca en los temas que considera más importantes como las matemáticas o las ciencias, y aunque estos son importantes, no son suficientes. La educación del siglo XXI debe darles igual importancia a las artes, las humanidades, la educación física. Los niños aprenden con un currículo más amplio que les permite explorar talentos que, de otra forma, estarían ocultos.
  2. Si se puede encender la chispa de la curiosidad en un niño, aprenderá sin ningún esfuerzo pues los niños son aprendices por naturaleza. La curiosidad es una máquina de logro. Los profesores son la vida de un colegio y enseñar es una actividad creativa, que no debe limitarse a entregar información. Un gran profesor estimula, induce, compromete, es un mentor. No debe estar enfocado en preparar alumnos para exámenes ni puntajes. Estos deben ser utilizados únicamente como diagnóstico, pero no deben ser el fin último de la enseñanza.
  3. El ser humano es esencialmente creativo. Es por esto que las culturas son tan diversas y dinámicas. Tenemos imaginación y somos los creadores de nuestras propias vidas. La cultura escolar no debe tratar a todos los niños como si fueran iguales. Los profesores del siglo XXI individualizan la enseñanza y el aprendizaje, reconocen que los estudiantes son los que aprenden y les proveen las condiciones para que exploren su creatividad, su individualidad y su curiosidad.

Las condiciones para que los alumnos prosperen dependen del clima creado en su salón de clase. Este debe incluir sistemas de educación personalizados, con un currículo amplio y diverso, con profesores que estimulan e involucran a los estudiantes no solo dentro del colegio sino también afuera.

Los niños que se interesan en aprender lo hacen sin mayor esfuerzo, porque disfrutan del proceso, avanzan en la adquisición de conocimientos mucho más rápido que en el aula tradicional y descubren sus pasiones y talentos, que pueden desarrollar desde muy temprano, para ser exitosos y felices no solo en su niñez sino también en la edad adulta. Esta capacidad de fomentar el amor al aprendizaje es verdaderamente el papel de la educación en el siglo XXI.

DestacadosTransformación Educativa

¿Qué es la educación con relevancia y autenticidad?

educacion relevancia y autenticidad

Educación con relevancia y autenticidad

¿Qué pasaría si los estudiantes se dedicaran a crear soluciones reales a problemas de su comunidad, de su colegio o inclusive del mundo? ¿Podrían los estudiantes convertirse en inventores, diseñadores y creadores al tiempo que aprenden? En algunas escuelas del mundo, y en Colombia en el Gimnasio Los Caobos, los profesores están motivando a sus estudiantes a que resuelvan problemas desafiantes por medio del aprendizaje con relevancia y autenticidad.

De acuerdo con Steve Revington, profesor canadiense y pionero del aprendizaje relevante y auténtico, este es un proceso que anima a los estudiantes a crear una solución real o un producto tangible y útil para compartir con el mundo. El profesor se encarga de plantear un desafío y de motivar a los estudiantes de manera que estos investigan, proveen los criterios, la planificación, los plazos, los recursos y el apoyo necesarios para llevar a cabo su proyecto. El maestro se convierte en guía externo o en administrador de eventos, un facilitador y no un proveedor de información.

El aprendizaje auténtico involucra a todos los sentidos permitiendo a los estudiantes crear un resultado relevante, significativo, útil y compartido. Se realiza por medio de tareas de la vida actual o tareas simuladas que proporcionan al alumno oportunidades para conectarse directamente con el mundo real. Estas experiencias enganchan a los niños, despiertan su curiosidad y los motiva a adquirir nuevos conocimientos y mejorar sus habilidades por iniciativa propia.

Para que el aprendizaje sea relevante el alumno debe reconocer y alinearse con un propósito que le sea significativo, y que mejore su vida o su entorno. Cuando el tema es relevante para el estudiante, se pueden hacer grandes conexiones de aprendizaje.

Dayna Laur, profesora certificada y autora del libro Authentic Learning Experiences, nos dice que las experiencias de aprendizaje auténticas se pueden definir como investigaciones desafiantes vinculadas a una comunidad. Dicha investigación requiere que los estudiantes resuelvan un problema o se involucren en tareas enfocadas en su vida y resuelvan directamente todo tipo de problemas que pueden encontrar en el proceso. El producto final, puede ser una propuesta, un diseño, una presentación de un producto o una nueva invención, que se crea para un público externo.

Ejemplos de investigaciones relevantes y auténticas, pueden abarcar desde, pedir a los estudiantes que resuelvan problemas en sus comunidades locales, como qué hacer para que los niños de la comunidad participen activamente en los deportes, hasta investigar y proponer soluciones para problemas a nivel mundial, como presentar propuestas para reducir el uso de bolsas plásticas.

Una clase de matemáticas puede abordar el diseño de una propuesta para que los viajes de las líneas aéreas nacionales sean más eficientes. Una clase de ciencias podría planificar maneras de reducir la cantidad de basura producida por la escuela y determinar cómo usar materiales reciclados para mejorar el ambiente escolar.

 

¿Por qué hacerlo?

El objetivo de la experiencia de aprendizaje auténtica y relevante es promover el pensamiento crítico de los estudiantes. Si bien la autenticidad de la tarea crea una cultura de participación con un tema relevante para el estudiante, el enfoque en el pensamiento crítico promueve una comprensión más profunda del contenido del proyecto. Además, se pueden trabajar diversas áreas del conocimiento como matemáticas, humanidades, ciencias, física, y otras que se relacionen con la solución del problema planteado.

Estas experiencias de aprendizaje auténticas pueden y deben ser diseñadas para satisfacer las necesidades de todos los estudiantes. De hecho, los diversos estilos de aprendizaje y las experiencias distintas de cada estudiante, darán como resultado una propuesta más rica y variada de ideas y soluciones a la investigación. Este enfoque de aprendizaje promueve la diversidad, la aceptación del otro, les da importancia a los aportes de cada alumno y en general beneficia a todos los miembros del grupo.

Ejemplos reales de proyectos de aprendizaje relevante y auténtico

  1. Los estudiantes de octavo grado en la clase de historia mundial de Ben Stern en Houston TX, se asociaron con una escuela en Sierra Leona y proporcionaron dinero ganado a través de recaudaciones de fondos, para ayudar a pagar un año de renta de la escuela, cinco computadoras y acceso a Internet. El aprendizaje que resultó de esta experiencia fue enorme para todos los involucrados.
  2. Las clases de matemáticas de séptimo y octavo grado de Mary Durand en la que obtuvieron una beca de planificación de Safe Routes to School, recibieron elogios del Departamento de Transporte de Kansas por su trabajo y ayudaron a mejorar las condiciones de la carretera alrededor de su escuela.
  3. En Fort Littleton, CO, los estudiantes de sexto grado de la Escuela Secundaria Preston trabajaron con los maestros Amy Schmer y Tracey Winey para planificar maneras en que podrían ayudar a disminuir la deforestación en Filipinas. Los estudiantes lograron proporcionar estufas de biomasa y capacitación sobre su uso, a muchas familias en Dumaguete, con el fin de disminuir la necesidad de estufas de leña.

 

4 características de los proyectos de aprendizaje auténticos

Aunque el concepto de aprendizaje relevante y auténtico es bastante nuevo, la profesora Audrey Rule de la Universidad State University of New York (SUNY) en Oswego ha encontrado 4 características de los proyectos de aprendizaje auténticos:

  1. Se plantean problemas del mundo real

Uno de los componentes del aprendizaje auténtico es que se dirige a un problema real, tiene la posibilidad de tener un impacto fuera del aula y permite que los estudiantes se involucren de lleno en el proyecto.

En ciencias, por ejemplo, esto puede lograrse cuando los estudiantes recogen datos de la calidad del agua de arroyos locales. Para desarrollar la lectura, los estudiantes podrían conectarse a la vida real interpretando horarios de buses, mapas, diarios y entrevistas con personas.

  1. Requiere habilidades de investigación y reflexión

El aprendizaje auténtico requiere que los estudiantes ejerzan niveles más altos de pensamiento. Por ejemplo, el aprendizaje en matemáticas debe ocurrir a través del descubrimiento, la investigación y la inducción. En lugar de problemas matemáticos en los que los estudiantes simplemente aplican un procedimiento conocido, las tareas matemáticas auténticas requieren que los estudiantes utilicen diferentes recursos en sus soluciones y trabajen con datos matemáticos realistas y complejos. En la educación artística, los estudiantes pueden usar habilidades de pensamiento para analizar la información visual y textual en anuncios publicitarios.

  1. Comunidad de estudiantes

Un grupo de estudiantes, que se comunican con otro grupo a través de la computadora, discuten e intercambian ideas e información sobre varios temas. Por ejemplo, un proyecto de investigación científica vincula a los estudiantes con la comunidad de científicos a través del intercambio de datos, el análisis y la comunicación directa. En otro ejemplo, estudiantes de diferentes países intercambian información y realizan proyectos conjuntos que benefician a ambos grupos.

  1. El aprendizaje es dirigido por el estudiante

Para que el aprendizaje sea auténtico, los estudiantes deben analizar el problema y escoger la forma de solucionarlo. Ellos son los que trabajan y toman las decisiones, mientras el profesor los guía y acompaña.

En el Gimnasio Los Caobos, se llevan a cabo proyectos enfocados en la vida real, con experiencias de aprendizaje auténticas y relevantes, que les permiten a sus estudiantes aprender y profundizar en temas que son de su interés. Los estudiantes utilizan innumerables recursos y conocimientos adquiridos anteriormente, crean alternativas y estudian opciones para resolver preguntas y cuestiones que se presentan a lo largo del camino. Lo mejor de estos proyectos, es que se aplican las soluciones reales a las que llegan, por medio del trabajo en equipo realizado para concluir su proyecto. Esta experiencia de aprendizaje será memorable y contribuirá con el crecimiento intelectual, emocional y mental de estos estudiantes.